Costillas de Cerdo con Salsa de Barbacoa Habanera de Mango

  • PREPARACIÓN
    24h+
  • COCCIÓN
    3h+
  • PORCIÓNES
    4
    personas

INGREDIENTES

Para preparar el adobo:
  Para preparar la salsa:
  Para la ensalada:

INSTRUCCIONES

Mezcla todos los ingredientes para preparar el adobo. Frota las costillas por todas partes, cúbrelas y ponlas a enfriar durante 24 horas.

 Para preparar la salsa:

Mezcla todos los ingredientes para la salsa hasta lograr una consistencia homogénea. Cocina a fuego lento durante 30 minutos. Cuélala bien para eliminar los sólidos. Ponla a un lado.

 Precalienta la parrilla para calor indirecto a 300 grados. Si usas carbón ponlo solo a un lado de la parrilla o abre y cierra los respiraderos para controlar la temperatura.

Con las astillas de madera haz un paquete con papel de aluminio y ábrele agujeros. Colócalo sobre el carbón cuando este adquiera un color grisáceo.

Aceita los lados de la parrilla, no directamente sobre la fuente de calor y coloca las costillas con la carne hacia arriba. Tapa la parrilla.  El objetivo es mantener una temperatura constante de 250 a 300 grados. Cuando uses carbón vegetal, agrega 6 pedazos de carbón cada 15 minutos al montón. Unta las costillas con jugo de mango cada 15 minutos con una brocha o con una botella comprimible. Las costillas están cocinadas cuando los huesos comienzan a despuntar en los extremos de la carne y están ligeramente sueltos (aproximadamente de 3 a 4 horas). Después de 2 ½ horas, sustituye el jugo del mango con salsa de barbacoa.

 Método alternativo: Precalentar el horno a 325 grados. Coloca las costillas con la carne hacia arriba en la bandeja de hornear y hornéalas de 2 a 2 horas y media o hasta que estén blandas, rociándolas con jugo cada 15 minutos. Precaliente la parrilla, baña las costillas con salsa de barbacoa y ásalas a la parrilla de 10-15 minutos o hasta que la carne esté bien tostada.

 Para la ensalada, mezcla todos los ingredientes. La ensalada queda mejor si se prepara con un día de antelación.

SUGERENCIAS PARA SERVIR

Coloca las costillas en un plato y la ensalada de jícama en un recipiente aparte.

Sigue Conectado

Suscríbete y mantente inspirado con nuevas ideas, recetas y más.